Seguidores :P

21/3/11

makes the difference




Entonces como si nada, se hizo un repentino silencio, se paró de inmediato, se desabrocho los cordones de aquellos zapatos nuevos de ante que tanto le gustaban, se los llevó a las manos y empezó a correr. Ajena a todo, sin parar a pensar lo que dirían los transeúntes al ver a aquella chica, despreocupada, sonriente, y algo loca corriendo por la calle descalza bajo la lluvia.
Anduvo por unas cuantas de calles y callejuelas estrechas, hasta llegar a su rincón favorito, aquel campo, lleno de un inmenso e infinito color verde que, solo se interrumpía por aquellos tonos rosados de las flores, recién salidas por la llegada de la primavera. Se tiro sobre la yerba, y comenzó a gritar, desde hace mucho sentía la necesidad, el deseo irremediable de hacerlo,ya que a veces es muy difícil expresar al mundo lo que pasa por tu mente; pero allí no, allí era libre. Gritó hasta sentirse liberada, entonces volvió el silencio, aquel que siempre indicaba el comienzo de su locura, ella sabía que cerca de aquel lugar había un lago, al que iba a bañarse de pequeña, entonces echo a correr y de un salto calló al agua...
Siguiendo sus impulsos, sus locuras, sus ganas de vivir, tomo la riendas de su vida, consiguió liberarse del mundo, por un instante.

1 comentario:

  1. No hay nada como sentirse libre... y viva (:
    Me encantó (LL)

    ResponderEliminar